24 Haziran 2010 Perşembe

Quelle 'Cannes'rie!

Bueno, a petición de varios y según la bautización por una ;) de ellos, aquí tienen un 'blogspot bilingüe de la chiquilla' =) Salvo que no es bilingüe entre turco y español, sino entre francés y español. Se debe a que en estos momentos me encuentro en tierra francesa, en Niza. En el aeropuerto de Niza más específicamente.

La idea era escribir sobre mi viaje a Cannes. Pensaba explicarles que si van a Cannes cuando todavía tienen menos de 26 años, no compren el tiquete ida y vuelta al bus Aeropuerto de Niza-Cannes Centro. Porque la tarifa para los 'jóvenes' existe únicamente en ida o en vuelta, por separado (12,50 euros). Al comprar ida y vuelta, no importa la edad que tengan, pagan 25,50. Me dirán: 'No importa, son 50 céntimos de más...'. Como me dije yo. Pues no...

Resulta que los franceses no se cortan de hacer huelgas. Lo que me parece estupendo. Hay que protestar de manera colectiva cuando un gobierno se cree que los ciudadanos sean esclavos hasta la muerte y que jubilarse sea un lujo. Sin embargo, tener que pagar 20 euros de más -son 80 euros de taxi compartidos con 3 personas más- por un trayecto que ya había pagado y que no me avisaron de que no se iba a realizar, no mola... Y aprendí otra cosa: cuando les dicen que puede haber 'perturbaciones graves' en el servicio, es un eufemismo para decir que simplemente no hay ningun servicio.

En fin, más vale perder dinero que perder la alegría. Así que dejo de quejarme por el incidente y por el hecho de que no sé si mi vuelo va a salir en unas horas o si al final pasaré la noche en el aeropuerto, sin pensar si me pagarán un hotel o un segundo vuelo, bla bla bla...

¿Qué les decía? Ah sí, dejo de quejarme porque realmente me lo pasé bien en Cannes y les prefiero hablar de ésto.

Cannes es pequeña, tranquila, segura y CARA! Es normal, es Cannes 'après tout' y 'quand même'! Lo digo para que lo tengan en cuenta a la hora de decidir. Y honestamente, tanto lujo no se refleja para nada en las calles, en la infraestructura.

Para que tengan una idea, un café con leche (un café crème) les puede costar entre 3 y 4 euros. Un cortado (une noisette) alrededor de 2. Una cerveza entre 6 y 10 dependiendo de si es una caña o mediana. Los coctéles en general pueden costar hasta 15 euros. Pero une coupette (una copita de champán) cuesta 3. (Piensen que no estuve en ningún sitio de lujo, ningún hotel de más de 2 estrellas =P)

Si dejamos de lado el 'detalle' económico, la ciudad me pareció muy agradable en general. Hay gente, hay vida pero al mismo tiempo hay mucha tranquilidad. Las playas, los restaurantes y los cafés, las tiendas... dan a las calles pequeñas y frescas de la ciudad de Cannes. La gente es simpática en su gran mayoría. La comida es buena, el marisco delicioso y el servicio es eficaz -bueno, siempre hay excepciones.

Además, los coches se sorprenden cuando un peatón espera sobre la acera a que pasen ellos primero. ¿Qué más pedir?

Algunos consejos: Si comen en un restaurante, cuando el camarero les pregunta algo y quieren contestar que sí, no digan 'ouais' sino 'oui'. O incluso 'fuiiii'... Sino se enfadan un poquito.

Piensen dos veces antes de pedir un postre. Son gigantes, incluso para más de una persona.

La calle (Rue) Saint-Antoine (con muchos restaurantes), la Pizzeria Cresci, el bar 72, la calle des (Rue d') Antibes (para ir de compras), y las playas en general son sitios recomendables. Coca-cola Cherry y Desperados (cerveza con tequila) son interesantes y los quesos bonísimos.

Si van al hotel Bellevue, tienen que llamar para que alguién de la recepción vaya para abrirles la puerta o, probablemente, para que les diga al teléfono el código de la puerta y el número de su habitación. Es normal, no se asusten. No es un hotel-espíritu. Simplemente es diferente de lo que se ve en su página web. Debo confesar es el personal es muy amable, el hotel es muy limpio y no está muy lejos del centro. El desayuno no está mal pero poca cosa por lo que cuesta. En cambio el internet funciona genial, hay televisión en las habitaciones, aunque en la mía era imposible verla porque la pantalla miraba el cielo... En fin, es un techo seguro para pasar sus días en Cannes.

Et voilà!

Á bientôt messieurs, dames!  

Hiç yorum yok:

Yorum Gönder